Colaboradores

Colaboradores
BikeZeNter
OarsoMTB

Solitario en Val d'Aran


El verano ya quedó muy atrás, pero todavía nos vuelve el buen recuerdo a la memoria, cuando revisamos esas fotos que disparamos entonces. En este caso me refiero a cuatro días que estuve ciclando a primeros de agosto por el Val d'Aran.
Cuando uno no coincide con nadie, pero tampoco puede renunciar a esos días libres de los que se dispone, y tenemos la idea fijada en visitar un lugar concreto , es muy difícil dejar pasar la oportunidad. Así que como en esta ocasión ocurrió, me fuí en solitario a recorrer algunas de las rutas del centro BTT de aquel lugar.




La zona del Val d'Aran es un tanto peculiar. Parece que te encuentras en un jardín botánico, con esos pinitos que le dan un toque muy alpino al entorno.
El tiempo acompañó de una manera inmejorable. Con cuatro días de pleno sol y temperaturas diurnas que iban subiendo día tras día.

La primera ruta prevista toma la salida desde Plan de Beret, es una ruta fácil, pero ya que no dispongo de todo el día, ideal para estirar las piernas.
Ruta circular que baja hasta el monasterio de Montgarri, un rincón muy chulo que merece la pena visitar.







Al día siguiente, ya más tranquilamente, decido hacer un recorrido algo más largo. Una de las rutas partiendo de Arties, se adentra por el valle que conduce a los lagos de colomers, bajo el pico del mismo nombre. Tras una larga subida , se bordea el Tuc dera Salana y se pasa al otro lado para descencer de vuelta a Arties. Los paisajes son en todo momento sobrecogedores.







Tercer día de estancia. Desayuno y dedico un poco de tiempo al aprovisionamiento. Algunas compras en Salardú para esta noche y la mañana siguiente y me pongo en ruta.

En esta, me adentro por Bagergue en sentido contrario a la ruta 10 del centro. Una laaarga subida hasta llegar al alto. Me quedo un instante que no se muy bien que hacer, ya que la ruta 10 se me queda muy larga, y así mismo, es pronto aun para volver.




 



Por suerte me encuentro con otro grupito de bikers que vienen por un sendero apenas marcado. Estos me indican que han entrado por el valle que he dejado a la derecha durante mi subida, y que por el sendero han llegado hasta ese punto.
Lo veo bien, justo a la medida, así que me tiro por ahí en sentido contrario.
La verdad que el senderito merece la pena. A veces ciclable y a veces no tanto, conduce a otro valle que esta justo al lado. un verdadero rincón verde.
Disfruto del papeo en este lugar y después cruzo el valle para tomar la pista que me lleva de vuelta a mi punto de partida de la ruta.






El cuarto día, me levanto ya más tranquilamente. Se nota ya las pechadas de estos días atrás en las piernas.
Me planto en "Les" como punto de inicio de la vuelta de hoy.
En esta ocasión, siguiendo el itinerario nº3, enseguida se empieza a ascender. Una buena subida también, que tras adentrarse en el valle por las alturas, conduce a Porcingles. Bonito paraje.





Desde Porcingles se toma un sendero, a ratos estrecho, sobre un muro de piedra, que lleva a Canejan.
Hasta aquí la ruta a ido bien, pero ahora viene lo mejor. 
Desde Canejan sale un antiguo camino de carretas, en descenso, por el que antiguamente se accedía al pueblo. Empinado en cierta medida, pero zigzageante. Las curvas se suceden una detrás de otra y te vuelves loco derrepente. Un bajadón de esos por el que merecería repetir el recorrido en caso de volver en otra ocasión.
Poco a poco y curva tras curva voy acercándome al fondo del valle, y que mejor manera de poner fin a estos cuatro días en solitario por el Val d'Aran, que con semejante bajadón.




*         *         *